Fabricar reactores de monobloques de TiO2 nos permite ofrecer al mercado múltiples respuestas basadas en la rotura de enlaces moleculares para la mineralización de la materia orgánica contenida en el agua.

Aguas de procesos

Sector azulejero, núclear, automovilístico, textil, hortofrutícola, energético, ect.

Aguas residuales

Plantas depuradoras, vertido industrial, etc.

Aguas con Fauna y Flora

Acuarios, piscifactorías, cetarios, piscinas naturales, etc.

Aguas consumo humano

Plantas de potabilización de agua, preparación de agua para industria alimentaría, etc.

Aguas de Riego

Sector agrícola y ganadero.

Aguas de bienestar

Piscinas, Spas, centros termales y recreativos, etc.