Actualidad

¿Cómo hacer un uso más eficiente del agua?

¿Qué pensarían ustedes si vivieran en un país en el que el 80% del agua subterránea no fuera potabilizable y en el que sucediera lo mismo con el agua de más de la mitad de los ríos? Pues eso pasa ya en China, donde la crisis del agua está alcanzando dantescas proporciones.

¿Cómo hacer un uso más eficiente del agua? China se queda sin agua potable.

Interesantísimo artículo escrito por Lorenzo Correa (www.futurodelagua.com

China se queda sin agua potable. ¿El gran trasvase será la solución?

Deberíamos todos reflexionar profundamente sobre el papel a jugar por los agentes implicados. ¿Es posible que este drama llegue a nuestros respectivos países?

¿Cómo hacer un uso más eficiente del agua?, ¿Cómo potenciar la depuración de aguas para su reutilización? ¿Puede llegar a darse este caso en ciudades como Londres, Madrid o Barcelona?, ¿en Bogotá?, ¿Ciudad de México, Sao Paulo…?, ¿Cómo afrontar esta situación? y ¿Qué papel deben jugar las nuevas tecnologías?

¿Habría que incentivar a los sectores productivos para que incorporen a sus procesos productivos nuevas tecnologías que garanticen un uso más eficiente y sostenible del agua?

La respuesta es tajante: Efectivamente, Los adelantos tecnológicos posibilitan un uso mucho más eficiente del agua.  En muchos casos  permiten depurarla al 100%,  para su reutilización e incluso para su ingesta.

Hoy en día existen Innovadores tratamientos que permitirían reutilizar el agua:

Tres claros ejemplos son: (1) Las  tecnologías de depuración de cinco etapas, (2) Las tecnologías de Oxidación Avanzada (AOP), (3) La novísima Floculación Iónica (FI). Los tres de máxima sostenibilidad que, además,  cada día permiten tratar mayores caudales a costes más competitivos.

La Floculación Iónica nos permite depurar cualquier contaminante del agua, sin necesidad de productos químicos ni de filtración (excepto una simple prefiltración). Las tecnologías AOP (Radicales Hidroxilo) pueden eliminar contaminantes emergentes o tratar grandes caudales de agua para desinfección con bajísimos consumos energéticos.  Los sistemas de tratamientos microbiológicos con microorganismos previamente estabilizados permiten tratar aguas sin grandes requerimientos de instalaciones. Las depuraciones de cinco etapas optimizan la depuración tradicional; etc. etc.